6. jul., 2018

5 de julio de 2018 Todos a remojo

Hoy ha sido un día muy entretenido, por la mañana nos hemos convertido en pequeños exploradores de la isla de Mema y superamos con éxito las 8 pruebas que se nos pusieron por delante.

Después de coger fuerzas con la comida, tuvimos una sorpresa. Uno de los ganaderos del lugar nos dió la oportunidad de acercarnos a su cuadra y ver a un ternerito y poder darle el biberón e incluso acariciarlo. ¡Fue increible!

Más tarde en el ambiente se respiraba aire de batalla. De repente, un globo de agua estalló sobre nosotros en nuestra tranquila aldea y así comenzo la gran batalla de agua.

Fue divertidísimo y muy refrescante. Firmamos un tratado de paz con la merienda que habiamos hecho el dia anterior, el pan y la mermelada que estaban riquísimos.

Ya entrada la noche, jugamos al escondite al revés pero los que se escondían eran nuestros monitores, fue una tarea difícil pero los encontramos. 

Esto es todo por hoy desde Mema. En nada volveremos a comunicar.